Published Thursday, September 9, 1999, in the Miami Herald

 

Colonel says Cuban official led team that tortured him

 

 



Vecino Alegret: young and old

 

PABLO ALFONSO and SONJI JACOBS
Herald Staff Writers

Retired Air Force Col. Ed Hubbard, a prisoner of war during the Vietnam War, on Wednesday identified the leader of the Cuban interrogation team that tortured him: the country's current minister of higher education.

"That's the guy,'' Hubbard said, visibly shaken, as he held a picture of Cuban Gen. Fernando Vecino Alegret in his youth. A military specialist in anti-aircraft defenses in the 1960s, he is known to have visited North Vietnam around 1967.

"Of all the pictures I've seen, this is the one that most clearly and accurately can be identified as `Fidel.' I can state with 99 percent certainty that it's him,'' Hubbard said during a news conference at the Miami offices of Rep. Ileana Ros-Lehtinen, R-Fla.

"Fidel'' is the nickname given by American POWs to one of three Cuban interrogators at the POW camp known as "The Zoo,'' a former French movie studio on the southwestern edge of Hanoi.

Documents declassified by the Defense Department's Prisoner of War, Missing Personnel Office for a string of congressional hearings in 1996 provided extensive and gruesome details of the interrogation program, called the Cuba Program.

Review of documents

Ros-Lehtinen said she will meet today in Washington with Defense Department officials to review the declassified documents and ask for a congressional investigation.

``I shall not rest until an investigation is made of the events in Vietnam and everything possible is done to identify the men who directed these torture sessions,'' the lawmaker said.

Vecino's picture will be shown to the 16 surviving POWs who underwent the Cuba Program for confirmation that he was indeed ``Fidel,'' Ros-Lehtinen said.

Vecino now is 61. The photo shown to Hubbard was reportedly made in 1958, when he was 20, and given to El Nuevo Herald by a Cuban exile after The Herald published a report Aug. 22 describing the torture sessions.

Declassified documents from the Defense Department and the U.S. Air Force reveal that from August 1967 until August 1968 a group of 19 American prisoners were questioned and tortured by Cuban officers under the Cuba Program. One of the prisoners died of his injuries.

First reports came in 1973

American intelligence agencies first received reports of the presence of Cuban interrogators in 1973, after the release by Hanoi of American POWs. Since then, several of those agencies tried to discover the Cubans' identities, but without success.

Rep. Lincoln Diaz-Balart, R-Miami, who attended the press conference, said he supports Ros-Lehtinen's campaign.

``The photo you have seen -- which Colonel Hubbard identifies with 99 percent certainty -- is that of Vecino Alegret,'' he told reporters. ``It shows how the Castro regime rewards torturers and their terrorist nature.''

Members of prominent Cuban-American organizations such as the Bay of Pigs Veterans Association (2506 Brigade) and the Cuban American Veterans Association also attended the event. Both groups honored Hubbard with pins and lauded him for his bravery 30 years ago.

Cuba stance was stunner

But a few minutes later, Hubbard gave them all a shock: The best way to topple communism in today's Cuba, he said, is by establishing relations with Fidel Castro.

In a calm, clear voice, he acknowledged his words might be ``distasteful'' to many of the guests at the news conference, but he did not flinch from saying communism would weaken if the Cuban people were more exposed to outside influences.

``Communism collapsed in Eastern Europe because we showed them how we live,'' Hubbard said. ``I have to believe the same thing will happen in Cuba.''

The room went silent. Tension was palpable. The news conference ended in a hurry. Hubbard said he knew his comments were not scoring points when he felt a nudge from Diaz-Balart.

``He was very brusque,'' Hubbard said later, reached by phone at the airport in Atlanta. ``He didn't say thank you or goodbye.''


Publicado el jueves, 9 de septiembre de 1999 en El Nuevo Herald

El ex coronel de la Fuerza Aérea, Ed Hubbard, al centro, sostiene el miércoles una foto de su presunto torturador, mientras la congresista Ileana Ros-Lehtinen habla con la prensa.

 

 

 


Vecino Alegret: joven y viejo

El piloto de Vietnam identifica a su torturador

PABLO ALFONSO
El Nuevo Herald

El ex coronel de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, Ed Hubbard, quien fue prisionero de guerra en Vietnam, identificó el miércoles en Miami al jefe del equipo de interrogadores castristas que torturaron a prisioneros norteamericanos en Vietnam a mediados de la década de 1960.

``Ese es el tipo'', afirmó Hubbard visiblemente impresionado, mientras sostenía en sus manos una foto del general cubano Fernando Vecino Alegret, en sus años de juventud. ``De todas las que he visto esta es la foto más clara y más precisa que se puede identificar como la de `Fidel' '', agregó Hubbard en medio de los flashes de los fotógrafos y las cámaras de televisión.

``Puedo afirmar, en un 99 por ciento que es él'', subrayó Hubbard refiriéndose al interrogador a quienes los prisioneros bautizaron con el apodo de ``Fidel''.

Hubbard identificó a ``Fidel'' en una foto de Vecino, actual ministro de Educación Superior de Cuba, durante una conferencia de prensa celebrada en las oficinas de la congresista republicana por la Florida, Ileana Ros-Lehtinen.

La congresista se reunirá hoy [jueves] en Washington con funcionarios del Departamento de Defensa para revisar los documentos desclasificados y pedir una nueva investigación a la luz de las informaciones actuales.

``No descansaré hasta que se conduzca una investigación de lo que ocurrió en Vietnam y se haga todo lo posible por identificar a los que dirigieron esas sesiones de tortura'', afirmó Ros-Lehtinen.

Añadió que la foto de Vecino será presentada a los 16 prisioneros de guerra sobrevivientes del denominado Programa Cubano para comprobar su identificación con la de ``Fidel''.

La foto de Vecino, de 61 años, fue tomada en 1958 y entregada a El Nuevo Herald por un exiliado cubano, tras la publicación en agosto de una historia que narraba las torturas sufridas por prisioneros de guerra norteamericanos en Vietnam a manos de interrogadores cubanos.

Documentos secretos del Departamento de Defensa y la Fuerza Aérea de Estados Unidos, desclasificados recientemente, han revelado que desde agosto de 1967 hasta el mismo mes de 1968 un grupo de 19 prisioneros de guerra en Vietnam fueron interrogados y torturados por oficiales castristas bajo el plan denominado Programa Cubano. Uno de los prisioneros murió víctima de las torturas.

Los organismos norteamericanos de inteligencia comenzaron a recibir informes de la presencia de interrogadores cubanos en Vietnam aproximadamente en 1973 a raíz de la liberación de los primeros prisioneros de guerra que retornaban a Estados Unidos. Desde entonces varias agencias de inteligencia de Estados Unidos trataron de descubrir las identidades de los oficiales cubanos, pero no tuvieron éxito.

El congresista Lincoln Díaz-Balart, republicano por la Florida, quien asistió a la conferencia de prensa, expresó su respaldo a la campaña iniciada por Ros-Lehtinen, quien está pidiendo que se convoquen audiencias congresionales para investigar las acciones de los oficiales castristas contra los prisioneros de guerra en Vietnam.

``Esta foto que ustedes han visto y que el coronel Hubbard identifica con un 99 por ciento de certeza, es la de Vecino Alegret; eso demuestra cómo el régimen castrista premia a los torturadores y su naturaleza terrorista'', afirmó Díaz-Balart.

Representantes de varias organizaciones de veteranos cubanoamericanos de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, presentes en la conferencia de prensa, expresaron su respaldo a la iniciativa de pedir audiencias congresionales para investigar el papel que desempeñaron los oficiales castristas en Vietnam del Norte.

``Los veteranos cubanoamericanos buscaremos el apoyo de nuestras organizaciones nacionales y facilitaremos asistencia legal a los ex prisioneros de guerra que así lo deseen'', afirmó una declaración de la Asociación de Veteranos Cubano Americanos.


Publicado el jueves, 9 de septiembre de 1999 en El Nuevo Herald

Vecino tiene fuertes vínculos en Quisqueya

PABLO ALFONSO

El ministro cubano de Educación Superior, Fernando Vecino Alegret, regresó a La Habana el pasado fin de semana luego de permanecer una semana en República Dominicana donde inspeccionó las obras de construcción de un politécnico en Bani, donado por Cuba.

Vecino inspeccionó la obra en compañía de Ligia Amada Melo, secretaria de Educación de República Dominicana. Bani es el pueblo natal del general Máximo Gómez, uno de los jefes militares cubanos en las guerras de independencia y que llegó a ser jefe del Ejército Libertador.

En los últimos años Vecino ha viajado con frecuencia a República Dominicana y establecido fuertes vínculos con políticos y hombres de negocio en Quisqueya. Analistas consideran al ministro cubano de Educación Superior, como uno de los artífices en la normalización de las relaciones entre República Dominicana y Cuba.

El viaje de Vecino se produce en medio de graves denuncias que lo identifican como el principal de tres oficiales castristas que interrogaron y torturaron a prisioneros de guerra norteamericanos en Vietnam durante 1967 y 1968.

``Ese es el tipo'', afirmó el miércoles en Miami, ante una foto de Vecino proporcionada por el exiliado cubano Roberto Luque Escalona, el ex coronel de la Fuerza Aérea, Ed Hubbard, uno de los prisioneros de guerra norteamericanos torturados en Vietnam por agentes castristas.

Agentes del Buró Federal de Investigaciones habían mostrado hace algunos años a Hubbard una foto tomada a Vecino durante una visita que éste realizó a Boston en 1979. En aquella ocasión Hubbard y otros ex prisioneros de guerra torturados comenzaron a sospechar que Vecino podría ser el torturador castrista al que apodaron ``Fidel'' pero no pudieron identificarlo con certeza debido al tiempo transcurrido.

``Todavía no entiendo por qué entonces el FBI no me dijo que estaba ahí, lo hubiera podido identificar más fácilmente que enseñándome una foto'', dijo Hubbard.

Vecino viajó a Estados Unidos en 1957 y se matriculó como estudiante de Ingeniería Química en la Universidad de Alabama en el curso 1957-58. Sus conocimientos del inglés y de varias ciudades del sudeste norteamericano que coinciden con las de ``Fidel'', aparentemente datan de esa fecha.